Gasta 230 euros al mes en parecerse a un dibujo de anime japonés

Katie Lawrence es una británica de sólo 20 años pero ya tiene tanta popularidad en su ciudad como cualquier estrella de cine. Y no es ninguna top model, aunque es muy bella ni tampoco una artista musical. Ella se ha hecho famosa por un estilismo que en un país occidental no pasa desapercibido. Un look que ha convertido en su modo de vida, ya que tarda 3 horas en maquillarse y vestirse cada día y gasta 200 libras al mes (234 euros).

article-2349538-1A884FFB000005DC-663_306x423Esta londinense, del distrito de Camberwell, sufre una auténtica transformación cada día para convertirse en un típico personaje de dibujo animado japonés. Porque lo suyo es toda una obsesión. Según cuenta ella misma, en una entrevista al diario británico Daily Mail, pasa horas estudiando la cultura japonesa y mejorando sus puntuaciones en videojuegos, que “inspiran la mirada” que luego ejecuta cuando camina por la calle o va de compras.

Es evidente que no deja a nadie indiferente, aunque ella asegura que recibe “un montón” de comentarios positivos de transeúntes, “especialmente de los hombres”. La mayoría de niñas quieren parecerse a la muñeca Barbie. En los concursos de belleza se estila la mujer rubia o exótica, delgadísima y con un busto generoso. Pero a Lawrence le tiran más los vestidos con tul y volantes y los colores pastel, por los que se gasta más de 230 euros al mes.

article-2349538-1A885192000005DC-229_634x900Los personajes del anime japonés son fácilmente imitables, por sus maquillajes exagerados y de apariencias artificiales. Hay que tener un bolsillo pudiente, pero el éxito está asegurado. Y Katie Lawrence lo consigue sin duda. No hay momento en el que salga a la calle sin que nadie le pida, al menos una foto junto a ella.

Los ojos de muñeca tan anchos son su rasgo más característico. “Además de maquillármelos mucho, me pongo lentes de contacto especiales y varios juegos de pestañas postizas para remarcar el look”, confiesa al diario, añadiendo que los dos piercings de las mejillas son su “toque personal”, para diferenciarse del resto. Eso sí, todavía hay algo que le falta: “me encantaría pasar por cirugía para corregir mis orejas y que pareciesen las de un elfo”.

article-2349538-1A884D76000005DC-524_306x423Esta afición le viene desde los 11 años, según confirma su madre, cuando le regaló su primer lipgloss. “En el colegio no era yo misma, y me sentía intimidada si algún día me pintaba más de la cuenta, pero ahora ya soy feliz y no me importa gastarme ni todo ese dinero ni pasarme tantas horas para estar a punto”.

Tiene 10.000 seguidores en su cuenta personal de YouTube, y asegura que fue “genial sentirme reconocida por la gente, pensaba que se burlarían de mí”. Su madre, en cambio, es su fan número uno: “Es ajeno a mi mundo, así que me encanta. Siempre la he apoyado. No todo el mundo tiene la suerte de vestir o peinarse como quiera, así que siempre le digo que se sienta feliz”.

Claro que una de las personas que más la hacen feliz es su novio, de 20 años, y que estudia música en la Universidad de Londres. Juntos suman más de 100 videojuegos, y dicen haber pasado 24 horas seguidas jugando al Final Fantasy. Eso sí, y aunque él no salga en vídeos ni fotos con ella, sabemos que es todo lo contrario: “jamás se aparta de su gabardina beige, viste muy elegante, pero muy occidental”.

article-2349538-1A884D7D000005DC-241_634x395

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de Tendencias y Novedades | INOFERTAS no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.