Mascarilla de miel casera para la cara

  • Perfecta para pieles secas y con impurezas

  • Puedes utilizarla hasta dos veces a la semana

¿Tienes la piel seca y quieres hidratarla de una manera casera y sin productos químicos? Entonces tienes que apuntarte la receta de esta mascarilla de miel casera, que hidratará en profundidad tu piel de una manera muy suave.

La miel tiene muchos beneficios para la piel, ya que es muy hidratante y, por sus propiedades antibacteriales, ayuda a eliminar las impurezas de la cara. Aunque es verdad que puedes aplicarte la miel directamente sobre el rostro para hacer una mascarilla casera de lo más simple, te dejamos una receta un poco más elaborada que añade otros elementos totalmente naturales que te ayudarán a hidratar tu piel.

¿Cómo hacer una mascarilla de miel casera?

  • Para esta mascarilla casera, necesitarás un cuarto de aguacate maduro, una cucharada sopera de yogur natural (¡que no sea desnatado!) y una cucharada de miel.
  • En un cuenco, pon el aguacate y machácalo con un tenedor hasta que quede transformado en una pasta cremosa.
  • Añade el yogur, y remueve hasta tener una mezcla homogénea. Después, añade la miel y vuelve a mezclar bien todos los ingredientes.
  • Reparte la mascarilla de miel sobre tu rostro (y escote y cuello, si quieres), y deja que repose durante media hora. Las grasas naturales del aguacate son muy hidratantes, y las del yogur te ayudarán a conseguir una piel más suave.
  • Retira la mascarilla con abundante agua, hasta que no quede ni rastro de ella. Puedes utilizar esta mascarilla casera de miel hasta dos veces a la semana.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de Tendencias y Novedades | INOFERTAS no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.